Capítulo 3

Pequeños casos de gran éxito

Convertirse en dealer digital no es algo instantáneo que sucede simplemente poniéndose un uniforme o exponiendo un letrero en la entrada del concesionario. Es un proceso que requiere un cambio tanto de tipo organizativo como de actitud, y para entrar en funcionamiento hacen falta al menos de 6 a 12 meses.

En un mercado de fuertes presiones, mantenerse concentrado en un cambio tan significativo no es fácil

¿Quieres saber más? Regístrate para ver el vídeo de introducción al capítulo y descargar el material reservado para ti.


O si no inicia sesión